propositos up feet

Los propósitos de Año Nuevo

Cuando el año toca su fin, realizamos un balance para revisar todo lo que hicimos y dejamos de hacer en los últimos 365 días y nos planteamos cómo queremos afrontar el nuevo año. Es en este momento cuando nos proponemos los recurrentes propósitos para cambiar nuestros hábitos y nuestra vida. Este 2016 no podía ser diferente y ya tenemos los propósitos de siempre en mente: perder peso, hacer deporte, dejar de fumar, viajar más, conseguir un trabajo (mejor), aprender un idioma, etc. Pero, ¿lo conseguiremos este año por fin?

Trocear los propósitos. Lo primero que debes hacer es crear tus listas de propósitos y “trocearlos” para que se conviertan en alcanzables. Habitualmente, cuando nos marcamos metas, estas suelen ser demasiado ambiciosas porque intentamos conseguir lo inalcanzable. Por eso, si reducimos las expectativas, nos proporcionarán gran satisfacción y desearemos continuar con el siguiente “trozo” de propósito.

Fijar cómo queremos alcanzar la meta. Cuando nos proponemos algo, no basta con llevar a cabo la primera acción, sino que debemos fijarnos un plan de acción para ello. Si, por ejemplo, queremos adelgazar cinco kilos, no bastará con llenar la nevera de verduras, sino que tendremos que marcarnos un plan para aprender a comer equilibrado, pero sin agobiarnos por el tiempo.

Hacer listados realistas. Cuando los propósitos son muchos, nos vemos desbordados y terminamos por abandonarlos todos. Es mejor determinar pocos propósitos que sean claros, concisos y factibles para no desmotivarnos. Prueba a revisar el año que acaba para ver qué es lo que realmente puedes hacer. Por ejemplo, si careces de tiempo, no te marques un plan de acción de correr una hora todos los días, pues el agotamiento correrá en tu contra. Será mejor que hagas un poco de ejercicio todos los días y que aquellas fechas en las que tengas más tiempo, aprovechar más el tiempo libre.

Repetir el objetivo durante 21 días para convertirlo en hábito. Dicen los expertos que la mente humana necesita de 21 días para convertir una acción en un hábito. Esto se debe a que a nuestro cerebro no le gusta ceder de inmediato a un mandato, sino que debe hacerlo poco a poco. Así, si queremos adelgazar, no debemos dejar de comer, ya que esa acción haría que aguatásemos poco tiempo, sino que debemos cambiar el chocolate de la merienda por una fruta durante 21 días para que nuestro cuerpo reclame, al final, por costumbre, una pieza de fruta en vez de un dulce.

Realizar metas que creen felicidad. Si lo pasamos mal con el propósito terminaremos abandonándolo, por eso, para realizarlo, necesitamos hacer de él algo divertido. Un propósito con el que mejoraremos nuestra felicidad es el ejercicio, ya que cuando lo realizamos generamos endorfinas que nos producen felicidad. Está demostrado científicamente que al realizar ejercicios de alta intensidad estimulamos los centros de placer cerebrales que dan sensación de felicidad y alivian de dolores y malestar. Así pues, al practicar ejercicio, obtendremos beneficios físicos y emocionales.

Tags:
1 Comentario
  1. tklhjhasgv 2 semanas

    Muchas gracias. ?Como puedo iniciar sesion?

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2016 Prebec Health Realizada por Avirato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y obtener información sobre qué secciones suscitan interés, permitiéndonos además mejorar la página web y su seguridad. Si hace click en el botón “Aceptar”,  aceptará la implementación de las cookies y solo entonces se implantarán. Si hace click en “Rechazar”,  accederá a la Política de Cookies donde encontrará más. Este banner se mantendrá activo hasta que ejecute alguna de estas dos opciones.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?